El pediatra Carlos Casabona, en los Cursos de Verano de la UPO
El pediatra Carlos Casabona, en los Cursos de Verano de la UPO UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

Casabona ha realizado estas declaraciones este lunes en Carmona (Sevilla) tras su conferencia en el seminario curso 'Alimentación infantil: claves para mejorar el desarrollo y crecimiento del niño', que forma parte de la oferta académica de los Cursos de Verano de la Universidad Pablo de Olavide (UPO).

El pediatra ha sido preguntado sobre las causas de la obesidad infantil y ha explicado que son numerosas y, algunas de ellas, de "difícil solución, porque están los intereses económicos de las grandes multinacionales de la industria alimentaria, que entran y salen con las puertas giratorias de los gobiernos, algo que incluso llega a reconocer la Organización Mundial de la Salud (OMS), que dice que el principal obstáculo para poder atajar esta epidemia de obesidad infantil está en manos de los políticos, que no hacen lo que deberían hacer debido a la presión de la industria alimentaria".

Así pues, ha asegurado que "se gana mucho dinero" vendiendo productos prácticamente sin caducidad, con altas dosis de azúcar y de grasas de mala calidad, "que están muy ricos y son baratos debido a las cadenas de producción" que provoca que se sufra una publicidad invasiva, agresiva, que hace que la resistencia quede minada frente a este tipo de productos.

En su opinión, los padres tienen la posibilidad de convencer a un niño para que prefiera un puré de verduras frente a un bollo industrial. Y esto se logra comiendo sano, padres e hijos por igual.

"Muchas veces los pediatras preguntamos en la consulta a los padres si los niños comen fruta y verdura, y nos dicen que no. Pero cuando les preguntamos a los padres que si ellos las consumen, nos dicen que tampoco: el ejemplo es la única manera de educar, y no tener en la casa aquello que no quieres que tu hijo coma", ha expresado.

El doctor también se ha manifestado sobre si hay que obligar a comer a los más pequeños cuando no quieran y no lo ha considerado necesario. "Hace 18 años, el pediatra Carlos González dijo que jamás hay que obligar al niño a que coma, sino que tenemos que guiarnos por el hambre. Y si a un niño no le gusta algo, tenemos opciones saludables para ofrecerle, pero si no quieren comer no hay por qué insistirles", ha manifestado.

Según Casabona, los menores en edad de crecimiento deben comer frutas, verduras, cereales integrales, un poco de pescado y poca carne blanca, huevos y, sobre todo, legumbres, semillas y frutos secos, "que son un tesoro, no engordan y que a los niños les encantan, pero sin sal ni miel. Actualmente se exagera con la carne, con la leche, con todo, menos con los alimentos saludables", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.