La ronda interior sur, incluida la rotonda de San Agustín, seguirá igual. Al menos hasta que la Junta, el Gobierno central y el Ayuntamiento se pongan de acuerdo en quién debe promover la obra que solucione los atascos diarios.

La Junta, el Estado y el PSOE coinciden en que debe ser el alcalde quien dé el primer paso porque, según ellos, la ronda interior sur es municipal.

Así consta, al menos, en un convenio firmado por el consistorio y la Junta el 20 de diciembre de 2004. En ese inscrito, firmado para realizar obras de mejora en la ronda (como los trabajos que se efectuaron en la rotonda de Vallsur), se dice lo siguiente: "El Ayuntamiento debe asumir la conservación y mantenimiento de la citada vía, al ser a todos los efectos una vía pública municipal".

Balones fuera

Sin embargo, el alcalde echa balones fuera: «No vamos a invertir en propiedad ajena». Javier León alega en su defensa que las carreteras de Segovia (CL-601) y de Madrid (N-601), que cruzan la ronda en los nudos del polígono de San Cristóbal y la rotonda de San Agustín, son de titularidad autonómica, la primera, y estatal, la segunda.

"No hay comparecencia en los polígonos en las que no reclame que lo arreglen a la Administración autonómica y a la central, que son las titulares de esas vías", sostuvo.

Además, también afirmó que la iniciativa de solucionar los problemas de tráfico en la ronda sur "es mucho antes del alcalde que del PSOE", partido que ha presentado una iniciativa en las Cortes para afrontar la situación.