Aportará el equivalente a la cuarta parte de la energía que consume la provincia, según sus promotores. La central eléctrica que la empresa Gas Natural planea en el distrito malagueño de Campanillas comenzará a funcionar con al menos seis meses de retraso, en 2009.

La Gerencia Municipal de Urbanismo aprobó ayer la concesión de la licencia de obras. Desde mediados de 2006, Gas Natural ejecuta movimientos de tierras en una parcela próxima al PTA. Y los vecinos de Campanillas rechazan el proyecto por sus futuras emisiones de dióxido de carbono y otros gases.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, aseguró ayer que si no se edifica esta planta, «en 2009 corremos el riesgo de sufrir apagones como los de Barcelona». La propia Gas Natural recalca que existe «un grave déficit eléctrico».
 
Sin embargo, Ecologistas en Acción lo niega, ya que todos los años la red eléctrica española «exporta» energía al extranjero. Es más, cree que el objetivo de la empresa es vender luz a otros países. En todo caso, los ecologistas apuestan por centrales ocho veces más pequeñas (unos 50 megavatios), que sirvan para asegurar el suministro del entorno pero contaminando menos.


LO ESENCIAL DE LA PLANTA TÉRMICA

  • Potencia y combustible: 400 megavatios (un millón de personas). Quemará gas natural, aunque podrá usar gasoil 20 días al año o más si hay una necesidad acuciante de energía.
  • Contaminación: Expulsará tanto CO2 como la cementera de La Araña (unas 600.000 toneladas/año). El gas contamina la mitad que el petróleo o el carbón.
  • Empleados: 35 en la central y 100 puestos de trabajo indirectos. Durante la construcción, hasta 800.
  • Apoyos y detractores: Gobierno y Junta dan su visto bueno ambiental. El Consistorio (PP) autoriza la obra. El PSOE local rechaza su ubicación. IU se opone a la ubicación y a su construcción (sostiene que contamina mucho).

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MÁLAGA.