En un salón repleto de público que debido al calor ha conllevado también una pequeña interrupción casi al final del acto por un desmayo pasajero, Canales ha prometido el cargo de subdelegado con el compromiso de "abrir las puertas" a la ciudadanía para atender todas las demandas que a su vez quieran trasladar al Gobierno de España.

Tras llegar a este cargo con la breve experiencia de ser alcalde durante unos meses del pequeño municipio de Prádena de Atienza, ha dicho que toma posesión "lleno de responsabilidad y de ilusión" en una provincia que cuenta con pueblos pequeños con escasa población frente a otros que están creciendo.

"A partir de ahora me pongo a trabajar para facilitar la vida de la ciudadanía de Guadalajara; sé que no es fácil, pero desde el Gobierno vamos a lograr que todas las personas de esta provincia tengan las mismas oportunidades vivan donde vivan", ha afirmado.

Precisamente, en su discurso ha querido detenerse en aquellos alcaldes de los pequeños municipios que hacen las veces de fontanero, electricista y otras tareas para atender a sus vecinos, y a ellos se ha referido como los cargos públicos que "dignifican la política en el día a día".

Ha hecho mención también a la presencia de una ministra de Guadalajara en el Gobierno de Pedro Sánchez, y en este sentido ha dicho que, por primera vez, después de cuarenta años de democracia, "la voz de esta provincia se va poder escuchar en el Consejo de Ministros" de la mano de Magdalena Valerio, de la que ha destacado su determinación.

Por su profesión docente, ha querido también hacer una mención al sector educativo, en el que, a su juicio, también se decide el futuro de un país, porque es ahí donde se forma a los ciudadanos que se transforman en adultos.

Ha pedido disculpas por los posibles tropiezos que se pueda encontrar en este camino pero ha asegurado que trabajará "codo con codo" con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la defensa de la provincia.

A su familia, ahí presente, le ha dado las gracias por su apoyo a la par que le ha pedido perdón por lo que este cometido le restará con ellos.

Ha querido aprovechar el acto para enviar un mensaje de afcto y respeto a la familia del exsubdelegado del Gobierno Juan Pablo Sánchez Sánchez-Seco, ausente en el acto, tras la pérdida reciente de un hijo.

GONZÁLEZ RAMOS LE PIDE "SABER ESCUCHAR"

El delegado del Gobierno, Manuel González Ramos, se ha dirigido al nuevo subdelegado para recordarle que tiene una labor importante a partir de ahora en la que contará con el apoyo de la Delegación para llevarla a cabo.

Pero si hay algo para González Ramos que ahora cobra importancia es "el trabajo en equipo, saber escuchar, ser humilde, cercano al ciudadano y esforzarse por abrir las puertas a todo el mundo".

El delegado del Gobierno considera que es fundamental ser sensible a las demandas ciudadanas, y en este caso ha aludido precisamente a una de las demandas de esta provincia como es el agua.