Feria de empleo juvenil
Imagen de archivo de una feria de empleo juvenil. EFE

Los puestos de trabajo que más aumentarán de aquí a 2026 serán los destinados a profesionales de derecho, ciencias, salud y tecnologías de la información y la comunicación. En el resto de categorías se registrará estabilidad, con la excepción de los directivos, que pasarán de aportar cerca del 5% del empleo que aportaban en 2011 al 2,5% en 2026.

Lo asegura el Índice ManpowerGroup 'El futuro del empleo', que señala que el nivel de empleo se situará en 2026 por encima de los máximos históricos registrados en 2007, al sumar más de 2,6 millones de puestos nuevos en la próxima década. En todos ellos, 1,1 millones serán profesionales y técnicos de apoyo, y 560.000 trabajadores cualificados, según el estudio.

Unos 2,3 millones de los 2,6 millones de ocupados que se crearán tendrán un nivel de formación alto (formación profesional, licenciados, ingenieros, arquitectos, doctores o diplomáticos. Además, de cara a los próximos años, se registrará una caída de los ocupados de nivel formativo bajo (-0,7% anual), por lo que el peso de estos retrocederá del 35% al 28%.

En lo que respecta a los ocupados de nivel medio, el estudio señala que registrarán un aumento significativo del 1,6% anual. Por sectores, sanidad, servicios sociales, industria, comercio y servicios en las empresas crearán una media de 300.000 nuevos empleos hasta 2026.

De hecho, solo en estas áreas se coparán 1,2 millones de los 2,6 millones de aumento total que se espera para los próximos diez años. No obstante, también destacará el empleo creado en hostelería, transportes y comunicaciones o construcción, que registrarán unos 200.000 empleos nuevos por sector y año. Según ManpowerGroup, estas ocho áreas de actividad generarían unos dos millones de nuevos empleos, unas tres cuartas partes del total estimado hasta 2026.

El managing director de la región mediterránea de ManpowerGroup, Raúl Grijalba, pone de relieve que el mundo vive una transformación "inédita" a una velocidad sin precedentes con un nivel de cambios competenciales acelerado, mientras que un 45% de las posiciones "quedan desiertas".

"Empresas, instituciones y gobiernos deben construir talento e impulsar un pacto por la educación y la empleabilidad que garantice la entrada en el mercado de los jóvenes y actualice a aquellos profesionales que sufrirán un impacto en su empleo por los cambios tecnológicos", apostilla Grijalba.