Opositores de la Universidad de Sevilla (que aspiran a una plaza de auxiliar administrativo) se manifestarán hoy, a las 12 h, en el Rectorado.

Quieren recoger firmas para presentarlas en la Junta. Están en contra las irregularidades detectadas en la bolsa de trabajo del personal laboral de la Hispalense , asunto que ya denunciaron al Defensor del Pueblo , José Chamizo. Su oficina ya ordenó en febrero una nueva redacción de la lista.

Dicen que en éstas hay gente que no se presentó al examen o que suspendió en puestos superiores a los que aprobaron.

Además, denuncian que las plazas a las que aspiran se cubren con personal de limpieza que han hecho un curso de formación, algo que la US reconoce, aunque aclara que esto corresponde al proceso de reclasificación del personal interno.

«Estamos estudiando cómo reordenar la bolsa», explica Juan Ignacio Ferraro, el gerente.

Hasta ahora, la Universidad tenía en cuenta experiencia, conocimientos y aptitudes. De ahí que la bolsa esté «trenzada» con ambos perfiles: un interno que no ha hecho los exámenes y un opositor de la calle, acuerdo alcanzado con el comité de empresa.