pIRATERÍA 544
Imagen de archivo de una redada contra la piratería musical agencias
Más de seis millones de canciones para descargar esperan a los internautas melómanos con los brazos abiertos. La industria musical es, tras la de los videojuegos, la
segunda más avanzada en cuanto al uso de nuevas tecnologías. Pero esto tiene su lado oscuro, el de las descargas ilegales.

Los productores piden "medidas urgentes" para paliar la situación
Hoy, la Federación Internacional de Productores Fonográficos (IFPI), que engloba a las principales discográficas de los cinco continentes, ha puesto el grito en el cielo y ha pedido sin contemplaciones "medidas urgentes" con el fin de controlar el tráfico de música en la Red. ¿Y qué proponen?, pues la "refrescante" 'doctrina Sarkozy'.

El presidente francés ha puesto en marcha en su país un severo modelo para proteger los derechos de propiedad intelectual y ha solicitado la ayuda de los proveedores de internet para poder luchar contra la piratería, en este caso, digital. En España, hemos hecho record: un 35% de los usuarios se 'bajan' las canciones de manera ilegal.

El caso de China, especial

El informe anual sobre la música digital en el mundo de la IFPI no nos deja en buen lugar. El responsable de Promusicae en España, Antonio Guisasola, que ayer hacía públicos los datos de la industria en nuestro país, asegura que ya llegamos "muy tarde" para contrarrestar la piratería física y que ahora "no nos podemos permitir un error semejante".

Las descargas legales han crecido un 40% en todo el mundo
Por otro lado, España es el país de Occidente en el que el mercado digital representa sólo un 9,5% del total de facturación, mientras que en Reino Unido o Estados Unidos, las ventas por descargas crecieron un 48 y un 45 por ciento, respectivamente. En todo el mundo, el crecimiento ha sido, desde 2006, de un 40%, lo que se traduce en la cantidad de 2.000 millones de euros.

El caso de China es especial ya que la piratería alcanza el un porcentaje del 99%. En cuanto a Japón, el auge espectacular le ha correspondido a las descargas para móviles, que ha contribuido a que el país nipón haya podido compensar la bajada de ventas de los CD tradicionales con el boom de la música digital.

Educación y responsabilidad

Por otro lado, la IFPI ha reseñado en su informe Revolución, innovación y responsabilidad, el esfuerzo de marketing de las discográficas para intentar darle la vuelta a la situación, poniendo en su punto de mira a los fans, destinatarios de los productos de sus estrellas. Inciden también en que 'la educación' es vital para concienciar a la sociedad, algo que han de hacer 'los gobiernos'.

En cuanto a las preferencias de los consumidores, la canción más descargada legalmente o comprada en internet durante el año pasado fue Girlfriend de Avril Lavigne, seguida de Flavor of life, de la japonesa Utada Hikaru y de Umbrella, el hit de una de las artistas del momento, Rihanna.