Club de alterne
Club de alterne "Montecarlo" en El Ejido (Almeria), que fue precintado el pasado mes de abril de 2007. (CARLOS BARBA/EFE) CARLOS BARBA/EFE
La Policía Nacional ha clausurado por orden judicial tres clubes de alterne de los municipios almerienses de El Ejido y Vícar relacionados presuntamente con la organización criminal dedicada al tráfico de unas 6.000 mujeres para su explotación sexual en España que fue desarticulada en junio.
Se apoderaban del 50 por ciento de las ganancias generadas por las mujeres.

Según ha informado hoy la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil, agentes de la unidad Contra Redes de Inmigración y Falsedades de la Comisaría de Almería procedieron el pasado día 21 al precinto y clausura de los clubes "Paradaiss" y "La Rosa Azul", ambos en El Ejido, así como de un tercero, llamado "Fantasy", ubicado en Vícar.

La actuación se emprendió en cumplimiento a un auto dictado por el Juzgado de Instrucción número 5 de El Ejido a instancias del Cuerpo Nacional de Policía en el que se ordenaba la clausura de los establecimientos como medida cautelar mientras prosiguen las investigaciones sobre la que se dio a conocer como Operación Zarpa.

Tráfico de mujeres rusas

La segunda fase de la misma se desarrolló durante el pasado junio, cuando la Policía Nacional dio por desarticulada la red internacional dedicada al tráfico de mujeres rusas con la detención de 21 de los presuntos responsables de la banda, quince de ellos en la provincia de Almería.

A éstos, que fueron detenidos tras practicar al menos una docena de registros domiciliaros y junto a 67 de sus víctimas, que se encontraban en España de forma irregular, les fueron imputados delitos de tráfico ilegal de personas con fines de explotación sexual, contra el derecho de los trabajadores y de lucro/coacción a la prostitución, puesto que se apoderaban del 50 por ciento de las ganancias generadas por las mujeres.

Además, a los máximos responsables de esta red se les atribuyó también un presunto delito de blanqueo de capitales. Dentro de esta misma operación, iniciada a petición del Juzgado de Instrucción número 5 de El Ejido, la Policía Nacional detuvo también durante el mes de abril, en una primera fase, a un total de sesenta personas, entre ellas trece supuestos responsables de la banda.

De las investigaciones emprendidas se desprendió que la organización, controlada y dirigida desde Rusia, habría captado en tres años para su explotación en España a unas 6.000 mujeres a partir de supuestas agencias de modelos y viajes.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ALMERÍA