Agente de bolsa en Nueva York
Un agente de bolsa contempla la tendencia de los mercados en la Bolsa de Nueva York. (Justin Lane/EFE)
La Casa Blanca y el Congreso de EE UU han llegado este jueves a un acuerdo definitivo sobre el plan para estimular la economía que se pondrá en marcha para evitar la recesión, y que permitirá devolver a cada contribuyente entre 600 y 1.200 dólares de sus impuestos.

Dicho plan, de un valor total de unos 150.000 millones de dólares (un 1% del PIB), fue propuesto la semana pasada por el presidente del país, George W. Bush, como una forma de reactivar el consumo y la inversión.

El plan contempla unos 100.000 millones de dólares en devoluciones de impuestos para particulares
Al fin, tras varios días de negociaciones, impulsadas por el secretario del Tesoro, Henry Paulson, el Gobierno y los líderes del Congreso han llegado a un acuerdo sobre un plan que contempla unos 100.000 millones de dólares en devoluciones de impuestos para particulares, y 50.000 millones en medidas fiscales para las empresas.

Las devoluciones para particulares variarán según la situación familiar y el nivel de renta de cada ciudadano, según el acuerdo alcanzado, si bien los detalles definitivos del paquete de medidas serán anunciados próximamente.

El FMI, optimista

El FMI predijo este jueves que Estados Unidos no caerá en recesión, pese a la reciente turbulencia en los mercados financieros, debido al alto nivel de beneficios de las empresas y las medidas de estímulo monetario y fiscal previstas.

"Nosotros aún prevemos un período de crecimiento por debajo del potencial como el escenario más probable" para Estados Unidos, dijo en una rueda de prensa el portavoz del Fondo Monetario Internacional (FMI), Masood Ahmed.