Otra más. El edificio de Balmaseda en el que ETA colocó una bomba en Nochebuena ha ardido en llamas esta mañana. Se ha quemado el tejado del inmueble, escena que ha hecho revivir a los vecinos los fantasmas del atentado perpretado en Navidad.

El fuego arrasó el tejado de la vivienda, que durante estos días estaba en rehabilitación. De hecho, dos trabajadores que se encontraban en el interior de la casa han tenido que ser desalojados.

No ha habido heridos, pero el incendio ha lesionado la moral de los propietarios de los pisos, que en un mes ya han visto arder sus hogares en dos ocasiones.

Los bomberos de Balmaseda y Urioste lograron sofocar el incendio para las 12.30 horas. La Ertzaintza cortó el tráfico en las dos direcciones de la calle donde está ubicado el edificio.