El Ministerio Fiscal solicita nueve años de prisión para J.L.G.R., marido de la propietaria de una guardería ubicada en una barriada de la capital almeriense, por un presunto delito de abuso sexual contra tres niñas menores de edad que estaban al cuidado del centro en el año 2003.

La acusación particular, por su parte, eleva a cuatro años la petición de cárcel por cada una de las menores de las que supuestamente J.L.G.R. abusó y reclama, al igual que la Fiscalía, el pago de una multa para la dueña del centro y cónyuge del primero, E.M.N., como presunta responsable civil de los hechos.

Una niña relató que le realizó tocamientos tras pedir al resto de la clase que agacharan la cabeza para no mirar

Así lo revelaron fuentes judiciales tras la práctica de las pruebas testificales y periciales celebrada hoy durante más de cinco horas a puerta cerrada en el Juzgado de lo Penal número 4 de Almería, que acogerá mañana la exposición de las conclusiones definitivas.

El Juzgado de Instrucción número 2 de Almería instruyó diligencias contra el acusado después de que el 11 de marzo de 2003 el padre de una de las menores denunciara ante la Policía Nacional que su hija había relatado que el imputado le realizó tocamientos con la mano y la lengua en distintas partes del cuerpo tras pedir al resto de niños de la clase que agacharan la cabeza para no mirar.

En la misma fecha la Clínica Mediterráneo de Almería alertó a la autoridad policial de la exploración realizada a la menor después de que la madre señalara que había sido víctima de un abuso sexual en el centro, aunque el personal médico no apreció signos de violencia física.

Las familias de otras dos alumnas de la guardería se sumaron después por situaciones similares a la causa contra J.L.G.R., en libertad con cargos, que negó los hechos y para el que la defensa pide la libre absolución.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ALMERÍA