Narbona y Clos
Los ministros de Industria, Joan Clos, y de Medio Ambiente, Cristina Narbona (EFE).
Más del 90% de los vertidos a los ríos tienen en estos momentos autorización y se adecúan a las exigencias de la Unión Europea, lo que hace que esté disminuyendo la contaminación de los cauces fluviales.

Así lo ha manifestado este jueves la ministra de Medio Ambiente , Cristina Narbona, durante la inauguración de la jornada "Ríos: un compromiso de todos", en la que se han presentado las bases de la Estrategia Nacional de Restauración de Ríos, que prevé una inversión de 1.500 millones de euros durante el periodo 2008-2015.

Tolerancia cero

El control de los vertidos incontrolados e ilegales era una asignatura pendiente desde el inicio de esta legislatura, ha señalado Narbona. El Ministerio ha estado trabajando en ello desde 2005 a través de un plan de choque con el lema "tolerancia cero". Ello ha permitido, según la ministra, que la UE retire el expediente abierto contra España a principios de la legislatura.

Lamentablemente, España tiene pocos cauces fluviales bien protegidos"

Narbona ha explicado que las actuaciones llevadas a cabo en 2007 y las que se desarrollarán este año suponen una inversión total de 120 millones de euros, que permitirá "ir disfrutando cada vez más de ríos más vivos".

Las medidas permitirán la restauración de la calidad ambiental de las aguas y la recuperación de los ecosistemas de ribera degradados, lo que ayudará a paliar los efectos de las inundaciones. "Lamentablemente, España tiene pocos cauces fluviales bien protegidos", señaló Narbona.

La Estrategia también contempla la eliminación de antiguas infraestructuras. "Toda España es terrotorio para actuar", subrayó.