Quirófano
Cirujanos en el quirófano, en una imagen de archivo. ARCHIVO
El 95% de las reconstrucciones mamarias que los especialistas del hospital universitario Son Dureta de Palma vienen realizando desde julio de 2006 mediante la novedosa técnica de implantar
tejido de la barriga de las propias pacientes está resultando exitoso.

La reconstrucción de los pechos con "colgajo DIEP" (Deep Inferior Epigastric Perforator), como se denomina este avanzado sistema de reconstrucción mamaria mediante microcirugía vascular, tiene como principal ventaja médica que no se produce ningún rechazo por parte de la paciente al implantarse tejido de su propio abdomen, a diferencia de lo que sí puede ocurrir con las prótesis sintéticas.

El único requisito para poder beneficiarse del "colgajo DIEP" es que la mujer tenga barriga

Un gran beneficio "psicológico" para las pacientes es que, gracias al "colgajo DIEP", en una misma operación quirúrgica se logra retirar la mama afectada, principalmente a causa del cáncer, y se reconstruye seguidamente, sin que la mujer tenga que vivir durante meses con un órgano amputado.

Desde el verano de 2006, Son Dureta ha realizado cincuenta reconstrucciones de mama con esta técnica, y la novedad, presentada esta mañana, es que se ha llevado a cabo por primera vez una doble reconstrucción mamaria mediante este sistema en una operación que ha durado nueve horas y media.

El hospital de referencia de las Islas Baleares es uno de los pocos centros sanitarios españoles que emplean esta técnica de manera generalizada. El único requisito para poder beneficiarse del "colgajo DIEP" es que la mujer en cuestión disponga de suficiente piel y grasa en la zona abdominal -es decir, que tenga barriga- para reconstruir el pecho.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE PALMA DE MALLORCA