La Policía francesa ha detenido este jueves al presunto etarra Eneko Galarraga, según informa el diario Gara y recoge RNE. En el momento de la detención, el joven no llevaba documentación falsa ni estaba armado.

Gallarraga, natural de Villabona (Guipúzcoa), de 27 años, ha sido arrestado en virtud de una euroorden emitida el año pasado por la Audiencia Nacional.

La detención se ha producido en Urrugne, población francesa donde residía junto a una amiga, hacia las 12 del mediodía. De allí ha sido trasladado a la comisaría de la localidad de Bayona.

El guipuzcoano comparecerá este viernes ante la Fiscalía del Tribunal de Apelación de Pau (suroeste francés) para que se le notifique la euroorden española en su contra.