La Audiencia Nacional ha puesto en libertad sin medidas cautelares a la alcaldesa de Hernani, Marian Beitialarrangoitia (ANV) en contra del criterio del fiscal, que la acusaba de un delito de enaltecimiento del terrorismo por pedir un aplauso para los etarras detenidos en relación con el atentado de la T-4.

La alcaldesa, que ha declarado antes el juez durante una media hora, ha explicado que no pretendía "enaltecer" a ETA, sino expresar un sentimiento hacia los presos vascos, según han señalado fuentes jurídicas.

La Policía informó de que en ese acto, además de las palabras de homenaje de la alcaldesa hacia los presuntos etarras Igor Portu y Martín Sarasola, hubo también aplausos y gritos en apoyo de estos dos supuestos terroristas.

El delito de enaltecimiento del terrorismo se puede castigar con hasta dos años de prisión.

Poco antes se conocía que el Ayuntamiento de Hernani (Guipúzcoa), gobernado por ANV, sufragaría los gastos derivados de la citación judicial de la alcaldesa.