Orgullo 2018
Orgullo 2018. JORGE PARÍS

"La seguridad en el Orgullo está garantizada". El Ayuntamiento de Madrid mantiene su posición a pesar de que el conflicto con la Policía Municipal sigue enquistado tras semanas de negociaciones. En este contexto, muchos agentes se verán obligados durante esta semana a hacer horas extra por obligación.

Por lo general, la ampliación de jornada es voluntaria: quienes quieran pueden adherirse a dichas horas. Eso sí, los sindicatos insisten en reclamar una mejora del convenio y, mientras se llega a un acuerdo, han decidido no adscribirse a trabajar más horas. En ese caso, es el Reglamento de la Policía Municipal el que permite que sean los altos mandos los que fijen los turnos.

El sindicato CSIT, que este jueves formó parte de los grupos de trabajo que se reunieron para redactar el documento a negociar entre las partes, asegura que los avances logrados en las conversaciones han sido "insuficientes", de ahí que los trabajadores hayan decidido "no hacer las horas extras" necesarias durante la celebración del MADO 2018.

"Queremos unas condiciones similares a las conseguidas por el Samur o los bomberos", dice a 20minutos José Francisco Horcajo, responsable de Policía del CSIT, el único sindicato que no firmó el preacuerdo. "Pedimos al Ayuntamiento que se siente a negociar en serio", dice, y revela que la medida de presión es obligarles a "hacer más horas". Horcajo asegura que el Consistorio no puede ofrecer cosas "que ya tenemos".

Este viernes está previsto que se retomen las negociaciones, pero mientras tanto el CSIT mantiene las protestas con diferentes movilizaciones en actos a los que acudan concejales de Ahora Madrid. Además, reclaman que los dispositivos del Orgullo dejan "sin seguridad" a muchos distritos, porque "todas las patrullas se destinan a Centro y, en cambio, otras zonas se quedan con solamente una pareja de agentes".

Desde el área de Seguridad del Ayuntamiento reiteran que el despliegue va a estar "a la altura". El equipo de Manuela Carmena es consciente de que la plantilla de la Policía Municipal es "deficitaria", pero esgrimen que la seguridad "no está ni mucho menos en entredicho". A pesar de lo que consideran medidas de presión por parte de los sindicatos, fuentes del Consistorio aseguran que la voluntad es "clara" para "llegar a un acuerdo".

Eso sí, reconocen que el porcentaje de agentes que harán horas extras durante el Orgullo por imposición del reglamento "será bastante más alto" que el año pasado, cuando el World Pride solo implicó a un 3% de los agentes desplegados.

Consulta aquí más noticias de Madrid.