Daniel Bouton
El presidente de Société Générale, Daniel Bouton. (FOTO:REUTERS) REUTERS
El presidente de Société Générale, Daniel Bouton, explicó hoy que después de descubrir el pasado fin de semana que uno de sus operadores de mercados les había expuesto a riesgos que han costado al banco francés 4.900 millones de euros, lo interrogaron, lo dejaron marchar y no saben dónde está.

Bouton señaló en conferencia de prensa que algunos de sus subalternos interrogaron a ese operador, de unos 30 años e identificado como Jérôme Kerviel, durante el fin de semana y que, después de haber reconocido el fraude y dado cuenta de las posiciones de riesgo que había asumido, lo dejaron marchar el domingo y desconocen si se ha dado a la fuga.

El banco desconoce si el operador se ha dado a la fuga

El máximo responsable del banco francés justificó que se hubieran desentendido de él a partir del domingo y que no lo hubieran denunciado ante la justicia porque la prioridad entonces era cerrar todas sus posiciones en los mercados, algo que se hizo entre el lunes y el miércoles pasado.

A pesar de todo, beneficios

Société Générale aseguró, en un comunicado, que a pesar de ello, en el ejercicio de 2007 tendrá entre 600 y 800 millones de euros de beneficios netos. También dijo que para reforzar sus fondos propios tras el fraude va a lanzar un aumento de capital de 5.500 millones de euros.

La cotización de la Société Générale fue suspendida al comienzo de la sesión en la Bolsa de París, cuyo índice general progresaba un 4,04%. Según las órdenes registradas hasta las 9.00 locales (8.00 GMT) de este jueves y no ejecutadas, los títulos de la entidad deberían haber sufrido un bajón superior al 9%.

La entidad señaló que su cartera de "subprime", que estaba valorada en 550 millones a fecha del pasado 30 de septiembre, se ha cubierto, depreciado o vendido, de forma que a finales de año mantenía una "exposición residual" de unos 35 millones de euros.