La Guardia Civil de Alava ha detenido en Tenerife y Barakaldo (Bizkaia) a tres hombres acusados de presuntos delitos de posesión y distribución de pornografía infantil. Los detenidos, F.G., de 43 años de edad; E.L., de 30, y E I.L., de 33, estaban en posesión de millones de videos y fotografías "sumamente vejatorios" de menores de edad, incluidos bebés de pocos meses, que distribuían a través de Internet.

La investigación, que ha estado dirigida por el Juzgado de Instrucción Número dos de Vitoria, se ha saldado con el ingreso en prisión incondicional de dos de los detenidos, mientras que un tercero quedó en libertad tras abonar una fianza, según informó hoy a través de un comunicado el Ministerio del Interior.

Desde mediados de octubre de 2007,
y bajo la dirección del Juzgado de Instrucción número dos de Vitoria, el Equipo de Investigación Tecnológica (EDITE) de la Guardia Civil de Alava ha venido desarrollando una investigación centrada en algunos de los mayores distribuidores individuales de pornografía infantil en la Red, a nivel nacional.

Los agentes destaparon la red en sus 'patrullas cibernéticas'
Las pesquisas se iniciaron como consecuencia de la actividad de los propios agentes durante el desarrollo de sus
´patrullas cibernéticas´. El seguimiento en la Red de un fichero denominado ´Nablot´ les permitió localizar tres objetivos (dos en el Estado español y uno en un país del Oriente Medio), que difundían individualmente un "enorme volumen" de pornografía infantil a través de programas ´P2P´.El pasado día 17 de diciembre, componentes del EDITE de Vitoria se desplazaron a Tenerife y allí procedieron a la detención de F.G., de 43 años, que carecía de antecedentes. A esta persona se le incautó un ordenador de sobremesa y un portátil.

El conjunto de la capacidad de los dispositivos de almacenamiento que se le incautaron supera los 4 Terabites (4.000 gigabites). Según la Guardia Civil, el número de fotos y videos de contenido pornográfico infantil hallados en dichos discos duros y que el detenido poseía y distribuía conscientemente "es enorme", tanto que se estima que cuando se culmine su examen pericial, los archivos se contabilizarán por millones.

El detenido portaba en su cartera en el momento de la detención una fotografía "sumamente vejatoria" de una niña a cuya imagen le había recortado la cabeza.

En el mismo piso

Por otra parte, el 16 de enero pasado, la Guardia Civil de Alava se trasladó nuevamente, esta vez a Barakaldo, a fin de localizar y detener a su segundo objetivo. Allí procedieron a la detención de E.L., de 30 años de edad, con numerosos antecedentes. Este sujeto poseía amplios conocimientos de informática y tenía en su domicilio material para la construcción y montaje de torres de PCs.

Uno de los detenidos llevaba en su cartera una foto pornográfica de una niña a cuya imagen le había recortado la cabeza
Al igual que en el caso del detenido de Tenerife, en el momento del registro se localizó en su domicilio un PC que tenía instalados simultáneamente cinco discos duros cuyo contenido de pornografía infantil se estaba distribuyendo en directo.

El total de los discos montados en el PC superaba, en esta ocasión, los 1,2 Terabites (1.200 Gigas).

En el mismo domicilio estaba instalado el ordenador portátil de una tercera persona, I.L.de 33 años, conectado en red local con el del primer detenido, y que también poseía en su disco duro el mismo tipo de videos de pornografía infantil. Por esta razón fue igualmente detenido, imputándosele el mismo delito. Tras pasar a disposición del Juzgado de Instrucción número dos de Vitoria, se dictó prisión incondicional para ambos.