Almacén desmantelado en Pontevedra
Almacén desmantelado en Pontevedra. EFE

Un almacén desmantelado por el Seprona en Salvaterra do Miño (Pontevedra) contenía piezas de animales disecados como 11 colmillos de marfil y un leopardo de las nieves del Himalaya, mientras que entre las obras de arte destacan, entre otras, un 'Ecce Homo', una mámoa y un trisquel neolítico.

En una rueda de prensa este jueves en la comandancia de Pontevedra se ha dado cuenta del complejo trabajo realizado por el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Pontevedra, que permitió recuperar en una propiedad particular del municipio de Salvaterra do Miño un total de 50 piezas de arte sacro así como otros 154 ejemplares de animales disecados de especies protegidas, muchas en grave peligro de extinción.

Entre ellas, figuran 11 colmillos de marfil valorados en al menos 100.000 euros, un leopardo de las nieves del Himalaya, un león, un tigre y dos cuellos de jirafa.

Entre las piezas de arte se encuentran un obispo, una Santa Catalina y un 'Ecce Homo' del siglo XVI; una mámoa, un trisquel neolítico y una amplia lista de obras datadas entre los siglos XV y XIX y del período paleolítico.

Además de estos elementos, ha sido recuperado un lote de objetos de interés paleológico y arqueológico y una serie de armas prohibidas denominadas rompepiernas y 13 bayonetas.

El propietario de este almacén ilegal es un hombre con doble nacionalidad (francesa y española) que fue puesto en libertad con cargos y que ahora se enfrenta a delitos contra la fauna, el patrimonio histórico y cultural, receptación, tenencia ilícita de armas y contrabando.

El coronel jefe de la Comandancia de Pontevedra, Jorge González Veiga, y el teniente del Seprona, Álvaro Lago Lusquiños, informaron de la denominada operación 'Hiposacro', un golpe a la venta a través de internet de arte sacro y al tráfico ilegal de especies protegidas.

Todavía se desconoce el valor de todo el material intervenido, que está siendo tasado, pero como aproximación han señalado que solo en el año 2011 el individuo ahora detenido realizó operaciones de compraventa por valor de 400.000 euros.

También queda pendiente establecer el origen de la mayor parte de las piezas localizadas. En estas tareas el Seprona cuenta con la colaboración de técnicos del servicio de Patrimonio de la Xunta de Galicia y el decano de la facultad de geografía e historia de la Universidade de Santiago de Compostela (USC), experto en arte sacro. También tendrán que intervenir tasadores de Aduanas.

Desde el mes de mayo

La operación comenzó el pasado mes de mayo. Agentes del Seprona tuvieron conocimiento de que una persona tenía a la venta a través de internet una pata de hipopótamo, una tortuga y un arma avancarga.

Ante las sospechas de que pudiese tratarse de especies protegidas según el Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre, se puso en marcha la investigación.

Los agentes averiguaron la identidad de la persona que las tenía a la venta utilizando un nick y, con la excusa de realizar una inspección administrativa, entraron en su casa, un pazo con varias construcciones anexas en Salvaterra.

En un primer momento se mostró colaborador, pero cuando se le pidió la documentación que acreditase que esas piezas que vendía eran suyas no pudo aportarla. Además, se negó a que los agentes entrasen en las construcciones anexas a su vivienda.

Los agentes siguieron investigando, detectaron 407 anuncios en internet en los que ese mismo usuarios ponía a la venta objetos de similar característica y, ya con la colaboración de la Fiscalía y autorización del Juzgado de Instrucción número 2 de Ponteareas, el pasado 27 de junio realizaron una inspección en su propiedad que permitió descubrir el completo arsenal clandestino e ilegal.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.