Las bolsas asiáticas suman otro día más alejadas de la crisis bursátil mundial. Si el día anterior habían cerrado en positivo animadas por el anuncio de la Reserva Federal estadounidense de bajar los tipos de interés un 0,75%, en la jornada de hoy se han mantenido en las ganancias.

El BCE no quiso bajar los tipos

Así, el Nikkei de la Bolsa de Tokio avanzó hoy el 2,06 %, mientras que todos los mercados del Sudeste Asiático han abierto con una fuerte tendencia positiva: en Malasia el KLCI subió un 3,45 %, en Singapur el Straits Times aumentó un 2,41 %, en Filipinas el PSEI ha subido un 2,05%, en Indonesia el JKSE ha aumentado un 1,17 % y en Tailandia el SET creció medio punto porcentual.

EE UU y Asia sonríen, Europa no

Este optimismo generalizado en Oriente contrasta con la tercera jornada de pérdidas en Europa: la negativa del Banco Central Europeo a seguir los pasos de la Reserva Federal con una decidida bajada de tipos de interés hizo que sus índices, que habían comenzado el día con una ligera recuperación, acabaran cayendo nuevamente.

En esta misma línea estuvo durante la jornada de ayer la cotización de Wall Street que, ajena a las decisiones del Banco Central Europeo, cerró con ganancias su segunda sesión de la semana (el lunes, día del 'crack' mundial, era festivo en EE UU).