El Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (INAGA) considera que el proyecto de construcción del embalse de San Salvador es ambientalmente compatible, según precisa en el informe preceptivo que ha elaborado para la evaluación de impacto ambiental que realiza el Ministerio de Medio Ambiente sobre esta obra.

El embalse estará ubicado los términos municipales de la provincia de Huesca de Albalate de Cinca, Binaced y Belver de Cinca, en su mayoría en este último término municipal.

La consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón informa en un comunicado de que el INAGA establece en su informe que en vista de que el proyecto se localiza en su mayor parte en terrenos dedicados a campos de cultivo de regadío, no son previsibles afecciones significativas sobre especies de flora y fauna catalogada o singular, así como a sus hábitats o a vegetación de interés natural, considerándose por tanto un proyecto ambientalmente compatible.

Mantener la integridad de la vía pecuaria

En el documento se recogen también consideraciones ante la posibilidad de que la obra pueda ocasionar la ocupación temporal o permanente de bienes públicos, como son la Cañada Real de Zaidín y el monte de utilidad pública Ripollo. Así, en el informe se establece la necesidad de tomar medidas que permitan mantener la integridad y los usos de la vía pecuaria.

El informe considera adecuadas las medidas incluidas en el proyecto para la compatibilidad con la conservación y protección del Patrimonio Cultural, por su parte, algunas asociaciones como Ecologistas en Acción critican el proyecto por considerar que "se ignoran los requerimientos del ecosistema".

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE HUESCA.