El gobierno brasileño distribuirá 19,5 millones de preservativos gratuitamente para prevenir el aumento de casos de enfermedades de transmisión sexual durante las fiestas de Carnaval, informaron fuentes oficiales.

Este número de "camisinhas" -como son popularmente conocidos los condones en Brasil- es 77 por ciento superior al volumen entregado en 2007, cuando se enviaron once millones de preservativos, pero es inferior al de 2006, cuando fueron regalados 25 millones de unidades.

Los lotes serán distribuidos en todos los estados del país y deberán llegar la semana que viene, días antes del comienzo de la fiesta más loca del año, a manos de las secretarías de salud municipales, que las harán llegar a los ciudadanos, según informó el Ministerio de Salud en un comunicado.

Con más de 4,6 millones de unidades, Sao Paulo es el estado que más "camisinhas" recibirá, a pesar de que su capital no es uno de los principales destinos carnavalescos. Los cariocas y turistas en Río de Janeiro se tendrán que conformar con 1,6 millones de condones.