Penélope Cruz, loca por Chanel y por Karl Lagerfeld: "Es un genio"

  • La actriz asistió al desfile de Alta Costura de Chanel Otoño-Invierno 2018-2019.
  • Fue el mismo día en que la firma desveló que la actriz sería la embajadora de su colección crucero.
Penélope Cruz, con chaqueta de tweed rosa de Chanel, junto a Karl Lagerfeld.
Penélope Cruz, con chaqueta de tweed rosa de Chanel, junto a Karl Lagerfeld.
Chanel/EFE

Penélope Cruz asistió al desfile de Alta Costura de Chanel Otoño-Invierno 2018-2019, el mismo día que la firma francesa desveló que la actriz sería la embajadora de la colección crucero de la firma. La actriz, que ha vestido de Chanel en muchas ocasiones, considera que Karl Lagerfeld, el director creativo de la firma, "es un genio".

La mujer de Javier Bardem vestía un traje de chaqueta de tweed en rosa, que complementaba con una atractiva boina blanca, de la colección Crucero 2018-2019 y lucía la mejor de sus sonrisas en la primera fila del desfile que se celebró en la ribera del Sena, con sus famosos puestos de libros y el edificio de la Academia Francesa como fondo, pero por supuesto se trataba de una recreación en el interior del Grand Palais.

Justo unas horas antes del desfile Chanel desveló que Penélope Cruz iba a ser la embajadora de su colección crucero y que sería retratada por Karl Lagerfeld. La actriz confesó que el diseñador le parece “un genio” y de sus creaciones afirmó que son  “maravillosas”. “Creo que me lo pondría absolutamente todo”, comentó.

“Hace más de veinte años que vengo a los desfiles de Chanel, me han vestido para muchos eventos y a él lo conozco (refiriéndose a Lagerfeld) también desde mis veinte años, es un honor trabajar con ellos”, dijo Cruz tras el desfile.

La actriz será "embajadora" de la casa francesa e imagen de su próxima campaña de la colección Crucero 2018/19. La protagonista de Jamón, jamón asistió a un desfile de Chanel por primera vez en 1999. Penélope se vistió con prendas de esta marca para la película Los Abrazos Rotos (2009).

El desfile de Chanel

Abrió el desfile de Chanel latop model italiana Vittoria Ceretti, con un traje de chaqueta gris con bordados en los laterales de las mangas, que iban abiertas hasta el codo con un forro interno de lentejuelas, y falda larga -también con exagerada apertura- por encima de una mini, silueta que se repitió en toda la línea.

En casi setenta siluetas, Lagerfeld retomó los códigos de la casa, sobre todo el tejido tweed que incluyó en variaciones de gris y blanco junto a algún look en rosa pastel o fucsia. Las faldas con enormes aberturas laterales permitían caminar con facilidad y daban una sensación de movimiento, consiguiendo un estilismo moderno gracias también a botines en piel de tacón medio y puntera rectangular, aparentemente cómodos, en negro, blanco o gris oscuro.

Para la noche, cambió la invernal lana del tweed por seda, terciopelo, tul y lentejuelas en vestidos con mangas abombadas, faldas plisadas y cuellos redondos cerrados. Lagerfeld se atrevió incluso a recuperar tendencias ochenteras, como minivestidos en telas satinadas de falda y hombreras globo, el punto más cursi en esta temporada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento