Diccionario de la RAE.
Imagen de archivo de un diccionario de la RAE. RAE

El académico Pedro Álvarez de Miranda ha reconocido este miércoles 4 de julio que la Real Academia Española (RAE) "está regalando" los numerosos ejemplares sobrantes de la edición del diccionario en papel del año 2014 y ha puesto en duda la continuidad de publicación de diccionarios en este formato.

"No se pueden imaginar cómo están los almacenes de Espasa Calpe, llenos de ejemplares que no se han vendido. Hubo un error de cálculo clamoroso y se pensó que se iban a vender más de los que se vendieron, pero la gente prefirió no gastarse los 99 euros en el papel y esperar a la versión digital", ha señalado el académico durante su intervención en un curso de verano en el Instituto Cervantes.

Fuentes de la RAE han explicado que no disponen de las cifras de ejemplares remanentes en los almacenes de Espasa -su editora- de la última edición en papel del diccionario.

De hecho, Álvarez de Miranda ha asegurado que la editorial "quería incluso destruir" esos ejemplares sobrantes. "Ahora no sabemos qué hacer con ellos y los estamos regalando a escuelas", ha añadido, tras reconocer que es una "preocupación" para la institución puesto que "era una fuente de ingresos y de ahí vienen muchos de los problema económicos".

Durante su intervención, ha llegado a cuestionar el futuro de la edición en papel, tras la última publicación en 2014. "La pregunta está en el aire y yo no tengo la respuesta, pero el hecho de formularla ya señala por dónde van las cosas. Si se impone la racionalidad, la tirada en papel podría tener una tirada muy corta, para coleccionistas o nostálgicos", ha admitido.

Cuando se presentó la nueva edición, de 2.376 páginas con 195.439 acepciones en 93.111 artículos, la Real Academia anunció que la tirada inicial era de 100.000 ejemplares, a 99 euros el ejemplar.

La Real Academia Española ha encontrado en África una forma de dar una salida digna a algunos de esos ejemplares huérfanos y se han donado varios miles a las comunidades autónomas y a países de África como Senegal y Costa de Marfil.

La Academia ya ha financiado la donación a Costa de Marfil de 2.500 ejemplares, que ha entregado el embajador de España en el país, Luis Prados Covarrubia, a la ministra de Educación, Kandia Camara.

También está en curso la donación de otros 2.500 ejemplares a Senegal y se han entregado a todas las comunidades autónomas, a sus bibliotecas públicas y centros educativos, volúmenes del diccionario, aunque las mismas fuentes no han precisado la cifra.

Según datos del Instituto Cervantes correspondientes a 2014, en Costa de Marfil había cerca de 350.000 estudiantes de español y en Senegal superaban los 205.000. Esos países concentraban el 66% de la demanda de enseñanza en español en África.

El "Diccionario de la Lengua Española" (DLE), al que muchos hablantes conocen como "Diccionario de la Real Academia Española" (DRAE), tiene desde 2001 una versión de consulta electrónica gratuita.  Hace 17 años, el diccionario en línea tuvo 40 millones de búsquedas; en 2016, un total de 800 millones; y a finales de 2017, cerca de los 750 millones.