Manifestación de jubilados.
Manifestación de pensionistas. EFE

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó ayer miércoles los Presupuestos Generales del Estado de 2018, que entran este jueves en vigor con varios días de retraso tras su aprobación definitiva por el Congreso el 28 de junio.

De esta forma podrán empezar a aplicarse las principales medidas que contemplan los Presupuestos, como la subida de las pensiones del 1,6%, la extensión del permiso de paternidad a cinco semanas, la rebaja del IVA aplicable al cine o la equiparación de los salarios de todas las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Los Presupuestos fueron aprobados definitivamente con las 46 iniciativas que habían sido añadidas en el Senado. Entre ellas se encuentran las ayudas a los damnificados por la talidomida.

Paternidad: una semana más.

Los padres empleados cuyos hijos nazcan desde este jueves podrán disponer de un permiso de paternidad de cinco semanas de duración, una más que hasta ahora. Esta ampliación no podrán aprovecharla los que hayan sido padres antes, aunque el alumbramiento haya sido reciente.

El permiso es consecuencia del pacto alcanzado por el Partido Popular y Ciudadanos con motivo de la investidura de Mariano Rajoy. El acuerdo incluía alcanzar las cuatro semanas en 2017, con una semana adicional por año para ir equiparando la paternidad a la baja de maternidad, de 16 semanas de duración.

Además, y gracias a una enmienda pactada por Unidos Podemos y PP, los Presupuestos incorporan la posibilidad para los funcionarios públicos de coger las cinco semanas de permiso a continuación de las de la madre, es decir sin simultanearlas. Ampliarán así a 21 semanas el acompañamiento del bebé. El permiso también procede para los padres que adopten o acojan a partir de este jueves.

Pacto de violencia de género: 200 millones

Los primeros 200 millones que consignaba el pacto de estado contra la violencia de género también están activos desde este jueves, un día después de la publicación de los PGE. El pacto consta de 213 medidas para erradicar esta lacra y será distribuido de la siguiente manera: 80 millones para la administración central, 100 para las comunidades autónomas y 20 para municipios.

IVA cultural: el cine al 10%

La entrada en vigor de los Presupuestos de 2018 que heredó el nuevo Gobierno introduce la bajada del 21% al 10% del IVAde la cultura en España, que había subido en el año 2012. La Federación de Exhibidores de Cines de España celebró esta medida con la que se retorna a la situación anterior. En los últimos cinco años, tras la reforma fiscal desarrollada por Rajoy, la actividad cultural tenía el tipo impositivo más alto de toda la zona euro. En Francia es del 5,50%; en Alemania, del 7%, y en Italia es del 10%.

En concreto y sobre la repercusión de la bajada del IVA en el precio de las entradas, los exhibidores señalan que las salas ya realizaron un esfuerzo notable para que los espectadores no se vieran afectados por la subida del IVA. Sin embargo Cinesa, Kinépolis y Renoir ya han adelantado que bajan este jueves el precio de las entradas. Los espectáculos en directo (música, teatro, danza, circo) ya habían bajado en 2017.

Pensiones: con efecto retroactivo.

Aunque la mayoría de las medidas entran en vigor a partir de este jueves, la subida de las pensiones (1,6% de forma general y 3% para las mínimas y no contributivas), así como el aumento salarial del 1,75% para los empleados públicos, serán aplicados de forma retroactiva desde el mes de enero.

En ambos casos la entrada en vigor permite a la Administración autorizar la actualización de las nóminas y el pago de la subida correspondiente al primer semestre del año. Sin embargo, la entrada en vigor de algunas medidas como la puesta en funcionamiento de la nueva Tarjeta Social Universal se retrasará hasta septiembre ya que el BOE puntualiza que no entrará en vigor hasta tres meses después de la fecha de hoy.

Asimismo, la ayuda económica de acompañamiento a los jóvenes inscritos en la Garantía Juvenil entrará en vigor el próximo mes.

Los Presupuestos incluyen otras medidas como el aumento de la base reguladora de las pensiones de viudedad del 52% al 56% o la elevación del umbral de tributación del IRPF de 12.000 a 14.000 euros brutos anuales.

También se reduce la tributación para los rendimientos del trabajo de entre 14.000 y 18.000 euros brutos anuales y hay nuevas deducciones por gastos de guardería o por cónyuge con discapacidad, además de ampliarse las existentes para las familias numerosas a partir del cuarto hijo.