La religiones islámica y evangélica ganan adeptos en los colegios e institutos de Málaga, mientras que los alumnos que eligieron la católica son este curso un 14,5% menos respecto a 2006-2007. Y este descenso se produce en todos los niveles, pero más agudizado en Primaria, llegando a disminuir un 18%, según datos facilitados por la Consejería de Educación.

Estas cifras contrastan con el crecimiento que tienen las clases de evangélica: la estudian entre Primaria, Secundaria y Bachillerato 1.068 alumnos, un 43,7% más que hace un año. Un fenómeno relacionado con la inmigración, pues lo mismo ocurre con la islámica, que fue elegida por 1.978, frente a los 1.470 que tuvo en 2006.

Lo mismo en Andalucía

En el conjunto de la comunidad se reproduce el mismo comportamiento. Los matriculados en islámica o evangélica han crecido un 52%. El curso pasado no llegaban a 9.000 y ahora son más de 12.600. Almería y Málaga lideran los puestos en número de alumnos.