Los cinco miembros de La Manada se han presentado este miércoles en el Juzgado de Guardia de Sevilla por quinta vez para cumplir con lo ordenado por la Audiencia de Navarra al decretar su libertad provisional, comparecencia tras la cual el Prenda ha hablado por primera vez y lo ha hecho para criticar a los periodistas.

"Le doy mil euros al periodista que encuentre una foto de mí en Ibiza", ha dicho el Prenda a la salida, en alusión a las informaciones que apuntan a que viajó a la isla balear el pasado fin de semana.

"Lo peor de todo esto no es que sea mentira, sino que la gente se lo cree", ha añadido, antes de espetar a los reporteros: "Cada vez que habláis mentís, es una pasada vamos".

Varios medios de comunicación esperaban en la entrada de los juzgados la llegada del guardia civil Antonio Manuel Guerrero, el militar Alfonso Jesús Cabezuelo y de José Ángel Prenda, Jesús Escudero y Ángel Boza, condenados a nueve años de cárcel por abusar sexualmente de una joven madrileña en Pamplona durante los Sanfermines de 2016.

Todos se han presentado con rostro serio, gafas oscuras y pantalones cortos, y el único en hacer declaraciones ha sido Prenda.

Declaración por videoconferencia

La presencia de Guerrero, el último en acudir, ha generado mayor expectación debido a su vista de este jueves a las 14.00 horas en la Audiencia de Sevilla, desde donde comparecerá a través de videoconferencia ante la Audiencia Provincial de Navarra por la incidencia de la renovación de su pasaporte.

El tribunal les ha impuesto a los cinco procesados la prohibición de salir de España sin autorización judicial, por lo que la comparecencia de Guerrero, solicitada por la Fiscalía, tiene el objetivo de estudiar el supuesto incumplimiento de las medidas cautelares decretadas para ordenar su libertad provisional.