La profesora, de baja, no tiene sustituta. «Los niños van todos los días al centro con sus mochilas y con las materias que les tocan para entrar en el momento en el que tengan maestra». Francisco Miguel Fernández explica así la situación que viven 23 niños de 3.º de Primaria del colegio Isabel La Católica de la Zubia desde el lunes. Como él, los padres de estos alumnos han decidido plantarse ante la Administración después de que sus  hijos hayan estado prácticamente todo el primer trimestre sin tutora.

Asegura que en los tres primeros meses del curso, la maestra responsable de los niños sólo ha dado 15 días de clase tras encadenar varias bajas. En un principio, la profesora de apoyo se hizo cargo del grupo, pero está a punto de jubilarse y los niños le dan demasiado trabajo.

«En diciembre, un inspector de Educación nos dijo que todo estaría solucionado el 21 de enero, pero ese día ha pasado y aún no tenemos ninguna noticia al respecto», explica Francisco.

Desde entonces, cada mañana los 23 niños acuden al colegio a primera hora con libros, estuches y libretas. Permanecen así, a las puertas del centro, durante unos 10 minutos. Como todavía no tienen tutora, se vuelven a casa.