Mahoma está cada vez más presente en las aulas cordobesas. El número de alumnos que eligen la asignatura de religión islámica se ha duplicado en la provincia este año respecto a los dos cursos anteriores. Así, mientras que en el periodo 2005-2006, primer año de entrada en vigor de la enseñanza del islam en las aulas, fueron 69 alumnos los inscritos, en el curso siguiente se llegó a la cifra de  159. En el presente año académico son un total de 167, de los que 151 son alumnos de Primaria, 15 de Secundaria y  sólo uno en Bachillerato, según datos de la Consejería de Educación.

La tendencia al alza también se da en los alumnos de religión evangélica, aunque con una subida no tan notable como la de los acólitos del Corán. Así, mientras que en el curso pasado se registraron 330 alumnos, este año la cifra se ha icrementado en 101 inscritos más. Es decir, actualmente hay 431 niños que aprenden en las aulas cordobesas esta doctrina cristiana distinta al catolicismo, lo que supone un aumento del 30% respecto al curso académico del año anterior.

Menos católicos

Por contra, a la asignatura tradicional de religión, la de los evangelios, la católica, apostólica y romana,  le pasa lo contrario. Así, este año han sido 895 alumnos menos de Secundaria y Bachillerato los que se han inscrito en esta materia respecto al curso 2006-07, en el que se inscribieron 20.210. Esta bajada supone un 4% menos respecto a los que eligieron esta materia el curso pasado.

Un 52% más, en Andalucía

El número de estudiantes de religión Islámica y evangélica ha crecido un 52% en toda Andalucía. No llegaban ni a 9.000 el curso pasado (2006-2007) y ahora son más de 12.600. Almeria y Málaga son las que más alumnos tienen. Granada y Sevilla ocupan los primeros puestos en crecimiento porcentual, con un 140% y un 133% más de estudiantes de ambas religiones que hace un año. En Cádiz y Córdoba aumenta un 25% y un 30%, respectivamente.