Dos guardias civiles de Almodóvar del Río (Córdoba) no se dan por vencidos. En 2005 pidieron la retirada del cuartel de la Virgen del Pilar. Ante varias negativas de la Secretaría del Estado de Seguridad, han recurrido al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y al Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Para ellos, la existencia de un símbolo religioso expuesto en su lugar de trabajo conculca su derecho a la libertad de culto y «la obligada aconfesionalidad del Estado». Lamentan que tanto el ministro del Interior como los directores de la Policía y de la Guardia Civil deleguen la respuesta en otros órganos para «evitar pronunciarse».