Una cuadrilla integrada por nueve cazadores y un juez participará este fin de semana en la V Copa de España de caza del zorro. Por experiencias anteriores se calcula que morirán entre 50 y 70 zorros, que es una cifra que está «muy por debajo de los cupos permitidos», según el presidente de la Federación Gallega de Caza, José María Gómez. El punto de encuentro de los cazadores será el domingo en Portomarín (Lugo) y la zona de caza abarcará unos cinco o seis municipios, en los que tomarán las debidas «medidas de protección» y «control» conforme a la ley de caza. Así lo aseguró ayer el subdelegado del Gobierno, Jesús Otero. Pese a todo, las organizaciones ecologistas han anunciado que se personarán en el lugar para protestar. Una de ellas, Adega, rechaza públicamente estas cacerías. Dice que no cuentan con estudios de las poblaciones de zorros, y que por lo tanto, carecen de rigor científico: «la excusa de un exceso de zorros es falsa», dicen.