La mayoría, con sentencia firme. Bartolomé Vargas, fiscal delegado de Seguridad Vial, cifró ayer en 180 las personas que actuamente cumplen prisión en las cárceles españolas por delitos relacionados con la seguridad vial.

Durante una entrevista concedida a Servimedia, Vargas afirmó que la «respuesta penal» es más fuerte que nunca ante los delitos de lo que denominó «violencia vial».

De las personas encarceladas, la mayoría lo hace con una sentencia firme, aunque también hay casos en los que el juez ha dictado prisión preventiva.

Vargas aclaró que el objetivo no es «que ingrese todo el mundo en prisión, porque depende de la gravedad de cada caso. Se trata de dar una respuesta proporcionada». También se mostró partidario de que hubiera «limitadores obligatorios de velocidad», así como de una «limitación en fábrica» de la misma.