Una mujer, comienzo una porción de pizza
Una mujer come una porción de pizza. ARCHIVO

Ensalada verde o de tomate y pizza encabezan el ránking de los quince platos más consumidos en los hogares españoles en 2017, según el Informe del Consumo de Alimentación en España, presentado este martes por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Además de esos alimentos, y por orden de ocasiones en las que más se consumen, completan la lista la pechuga de pollo, las lentejas, la sopa de pasta, los macarrones, la merluza, la tortilla de patata, los huevos fritos, el lomo de cerdo, las judías verdes, la tortilla francesa, los espaguetti y, en último lugar, la paella.

El volumen de compras de alimentación de los hogares descendió un 0,7 % respecto a 2016, ya que se situó en 29.182,3 millones de kg/l, según los datos facilitados por el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, en la presentación del informe.

Planas ha señalado que el gasto total en alimentación y bebidas fuera del hogar se situó en 35.094 millones de euros, "un tercio del gasto total", con 23.926 millones en alimentación y 11.168 millones en consumiciones de bebidas, principalmente frías (8.603 millones) sobre calientes (2.565 millones).

El ministro ha destacado que existe una tendencia hacia hábitos de consumo "más saludables", con un aumento en verduras, frutas, patatas frescas, y una "dieta más sana y equilibrada", ya que se constata un incremento en el consumo de ensaladas, verduras, pastas y de los platos a la plancha, hervidos o al horno".

Se da, sin embargo, un descenso en alimentos básicos como el aceite de oliva, la carne, el marisco y pescado fresco, el azúcar y el pan, y un repunte del consumo de platos preparados, aceite de girasol, arroz, legumbres y pastas.

Escasa compra de alimentos por Internet

El informe revela que en una cesta de la compra el mayor volumen corresponde a leche y lácteos (17,2 %), frutas frescas (14,6 %) y hortalizas y patatas frescas (14,6 %). En 2017, los españoles redujeron sobre todo el volumen de compra para el hogar de bebidas espirituosas (un 5,8 %) y aceite (3,8 %), mientras que optaron por adquirir más agua envasada (5,7 %) y huevos (1,7 %).

Planas ha indicado que el supermercado sigue siendo la principal elección para adquirir alimentos por los hogares, que los pedidos por internet "aún son muy limitados -el 1,2 % de las compras totales-, aunque esta opción "probablemente se desarrollará en los próximos años", y que se compra por "cercanía, calidad y precio".

Según sus datos, en 2017 se tiraron a la basura 1.229 millones de kilos de alimentos -23,6 millones semanales-, lo que supone un descenso del 5,7 % respecto a los desperdicios de 2016 y del 9,9 % desde 2014.