Una falta muy grave. La comisión disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha acordado proponer al pleno de este órgano que suspenda de sus funciones durante un año al titular del Juzgado de lo Social de Teruel, José Luis Eduardo Morales Ruiz, quien acumula 255 casos pendientes de sentencia.

Atribuyen a Morales Ruiz una falta muy grave del artículo 417.9 de la Ley Orgánica del Poder Judicial por «la desatención en la iniciación, tramitación o resolución de procesos y causas».

Por otro lado, el consejero de Política Territorial, Justicia e Interior, Rogelio Silva, aseguró ayer que su departamento está trabajando para encontrar una solución «provisional» a los problemas de saturación que padecen algunos órganos judiciales de Zaragoza.