Si el campo de fútbol de Zaragoza se construye finalmente en San José, menos del 20% de la población podrá acudir al campo a pie, frente al 80% que lo hace ahora, según aseguró ayer Antonio Gaspar, portavoz de CHA. Frente a los 55.000 habitantes que están a menos de un kilómetro de La Romareda, no hay ningún habitante que viva a esa distancia del de San José. Además, Gaspar insistió en que la ubicación del estadio en San José responde a intereses especulativos porque a los propietarios de los terrenos les interesa que la ciudad crezca por el este y advirtió que los trámites urbanísticos necesarios para desarrollar el suelo retrasarán su construcción hasta 2015.