Playa en el Manzanares.
La futura playa de Madrid en el Manzanares. AYTO DE MADRID

Aunque nadie se podrá bañar en ella ni lucirá el sol del Mediterráneo, en 2010 los madrileños ya podrán presumir de que su ciudad tiene playa. En esa fecha, el Ayuntamiento prevé tener acabadas las obras principales del proyecto Madrid Río, aunque habrá que esperar hasta 2015 para ver la vegetación en su pleno esplendor, según fuentes municipales.

Madrid Río se completa con la demolición del Vicente Calderón para instalar un lago artificial.
Este plan, propuesto por Gallardón al llegar al Ayuntamiento en el año 2003, recuperará la ribera del Manzanares tras el soterramiento de la M-30. Además
de la playa de Arganzuela (junto al Matadero), los márgenes del río, antes invadidos por los coches, se convertirán en un parque fluvial con 31.257 árboles (26.263 más que ahora).

Las zonas verdes ocuparán 820 hectáreas entre el Nudo Sur y el Puente de los Franceses, creando un paseo que unirá la ciudad con la Casa de Campo. El Salón de Pinos, con paseos y carriles-bici, ocupará seis km de la ribera occidental (exterior de la M-30). Las aguas ganarán calidad tras el dragado del cauce y la construcción de colectores.

El lago del Calderón, en el aire

El Ayuntamiento quiere completar el proyecto Madrid Río con la demolición del estadio Vicente Calderón y la instalación de un lago artificial en su lugar. También pretende derribar la fábrica de Mahou para construir cinco torres sobre sus terrenos. Sin embargo, tras la firma de un convenio inicial entre el Consistorio, el Atlético de Madrid y la empresa cervecera, «las negociaciones no están claras y la urbanización de la zona sigue en el aire», según un portavoz municipal. El convenio está «pendiente de ratificación por las partes», apuntó.