Un grupo de gamberros quemó ayer algunos columpios y toboganes del parque Larreagaburu, ubicado en el nuevo barrio de Mina del Morro. Además, los juegos infantiles han aparecido con pintadas. Así lo denunciaron ayer los vecinos de la zona, quienes reclamaron que se arreglen los juegos para que los niños puedan disfrutar de nuevo de ellos y evitar que se produzcan accidentes debido al estado de los materiales. El parque fue inaugurado el pasado 12 de mayo.