Los madrileños separan su basura, pero los servicios municipales de recogida de residuos no efectúan una retirada selectiva, por lo que «el esfuerzo de separación realizado por los ciudadanos no sirve de nada», dice Ecologistas en Acción. El Ayuntamiento de Madrid defiende que la basura se recoge según criterios de «separación».