El concejal de obras del PSOE, Pablo García Rojo, apostó ayer por la «rehabilitación integral» del colegio público Ciudad de Valencia (Villa de Vallecas), al que siguen acudiendo a clase 1.100 alumnos mientras se desratiza el centro. «Los burletes que se están colocando dejan un espacio entre la puerta y el suelo por donde pueden entrar los ratones, por lo que se necesitarían otros más largos, además de dobles ventanas y doble rejilla», dijo. En este sentido, CC OO pidió la elaboración de un plan regional de salud escolar que «implique a toda la comunidad educativa y que pueda prever cualquier situación de emergencia».