El presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, ha oficializado este lunes su dimisión, cinco días después de su detención, junto a otros cinco dirigentes ligados a la Corporación provincial, en el marco de la operación Alquería, por la presunta contratación irregular de directivos en Divalterra, la empresa pública antes llamada Imelsa.

En una comparencia sin admitir preguntas (extremo que ha justificado por la existencia del secreto de sumario), Rodríguez ha afirmado que promovió la contratación de un equipo de siete directivos que, de la mano de los dos cogerentes nombrados a propuesta de PSPV-PSOE y Compromís, se debía encargar de sanear la empresa pública. Incluso ha afirmado que, en un primer momento, llegó a barajar su cierre y la ha definido como "la piedra en el zapato" del Gobierno provincial.

Rodríguez, actualmente investigado por los presuntos delitos de prevaricación y malversación, se ha mostrado "convencido" de su inocencia y de la de su equipo. "Estoy seguro de que, a lo largo de estos tres años de trabajo, nos podremos haber equivocado. Podremos haber cometido alguna irregularidad de carácter administrativo, podremos haber metido la pata, pero de lo que estoy asbsolutamente seguro es de que nadie, ni yo ni mi equipo, hemos metido la mano".

"Podremos haber sido torpes, demasiado confiados, pero nunca ladrones. Con la misma convicción que llegué a esta casa, hoy presento mi dimisión. Convencido de mi inocencia y de la de mi equipo", ha manifestado. Además, ha dicho estar "seguro de que, para demostrarla, hoy es mejor estar fuera de la institución que dentro".

"Quizá alguien puede pensar que hemos puesto el listón de la ética demasiado alto, pero no nos engañemos, ese es el listón con el que siempre hemos querido usar los socialistas", ha añadido Rodríguez.

Apoyos y ausencias

El hasta ahora máximo dirigente de la Corporación provincial, que ha sido recibido con aplausos y gritos de apoyo de trabajadores y allegados, ha agradecido a compañeros, dirigentes, militantes, alcaldes y concejales su apoyo y su trabajo. Ha afirmado que dejar "en muy buenas manos, las de Toni Gaspar" (que se ha situado justo al lado de Rodríguez) la presidencia de la Diputación. En su comparecencia, le han acompañado miembros del equipo de Gobierno pertenecientes al PSPV-PSOE, pero han destacado las ausencias de los diputados de Administración General, Pepe Ruiz, y de Igualdad y Deportes, Isabel García.

Delega la Alcaldía de Ontinyent

Rodríguez también ha anunciado que delega sus funciones de alcalde de Ontinyent "el tiempo necesario para preparar su defensa" como investigado por prevaricación y malversación en la causa judicial abierta tras la operación Alquería.

Fuentes cercanas a Rodríguez han señalado que este ha decidido dejar sus funciones municipales en manos de la primera teniente de alcalde, Rebeca Torró, quien también asumirá el escaño provincial que deja en la Diputación y deja y el cargo de directora general de la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio.  El PSPV gobierna en el Ayuntamiento de Ontinyent con 14 de los 21 concejales que logró en las elecciones de 2015.

Consulta aquí más noticias de Valencia.