Escuela Infantil 214
Las guarderías infantiles, "a rebosar". ARCHIVO

El boom demográfico que vive Compostela presenta un problema grave: las guarderías públicas están a rebosar.

Los dos centros que dependen del Ayuntamiento (Conxo y Fontiñas) y el vinculado a la Xunta (Vite) no pueden admitir a los 120 niños que hay en lista de espera.

Fruto de esta situación, las familias buscan domicilios de algún pariente en el centro en los que domiciliar a sus hijos y rebajar su cifra oficial de ingresos, dos factores clave para la admisión.

La mayor saturación, entre los bebés de un año.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SANTIAGO DE COMPOSTELA.