Amazon Prime
Cajas con la etiqueta del servicio Amazon Prime. AMAZON

Lo último de Amazon, lo estamos contando, es que ha anunciado que duplicará plantilla en España con la creación de 1.600 empleos este año. Pero lo próximo es que el gigante de Seattle va a ofrecer a los emprendedores crear negocios para repartir sus envíos.

En Estados Unidos, Amazon anunció que ofrecerá a emprendedores crear negocios dedicados a repartir sus envíos e indicó que les asistirá con tecnología, entrenamiento y descuentos en el alquiler de vehículos o la contratación de seguro.

En un comunicado, el gigante del comercio electrónico anticipó que así “capacitará a cientos de nuevos y pequeños empresarios para que contraten a decenas de miles de repartidores en Estados Unidos” y se integren en su red de “transportistas tradicionales” y empresas que realizan esa labor.

La compañía de Jeff Bezos explicó que la oferta abarca a personas con “poca o ninguna experiencia en logística”, que podrán acceder a recursos con descuentos exclusivos para que el coste de montar su empresa “sea tan bajo como 10.000 dólares”.

Amazon señaló como uno de los atractivos para dedicarse a ese negocio el gran volumen de envíos que ostenta, y estimó que los empresarios de éxito podrán tener un beneficio anual de hasta 300.000 dólares con una flota de 40 vehículos.

Amazon apoyará a militares veteranos

Además, la compañía destacó que destinará un millón de dólares a financiar la creación de empresas de este tipo por parte de veteranos militares, a los que ofrece reembolsar esos 10.000 dólares si cumplen unos requisitos.

Los participantes en este programa, llamado Delivery Service Partner, no tendrán que utilizar sus propios vehículos, como sí ocurría en una iniciativa similar de Amazon llamada Flex, y tendrán descuento en uniformes, gasolina y cobertura del seguro, recoge el portal especializado TechCrunch.

El pasado mes de abril, el presidente de EE UU, Donald Trump, criticó el uso que hace Amazon del Servicio Postal para entregar sus envíos y aseguró que ello estaba costando “grandes cantidades de dinero” a los contribuyentes.