Redada en el puerto
Los inmigrantes fueron detenidos por la Benemérita. J.S.
Ocultos entre las rocas, dentro de las viviendas prefabricadas que habían construido... Los inmigrantes magrebíes que se ocultan en el puerto de Ceuta se inventaron mil y una formas de evitar la operación por sorpresa que, ayer, llevó a cabo la Guardia Civil en el puerto.

Las casas prefabricadas han sido destruidas para evitar nuevos asentamientos. Había incluso una que seríva de mezquita
El objetivo de esta operación no era otro que
recuperar la seguridad en la zona, tras el repunte de inmigrantes registrado por las fuerzas policiales que ha derivado en un aumento de la delincuencia. En total fueron unos 30 los detenidos en la intervención, en la que también colaboró la Policía del Puerto.

Los detenidos fueron trasladados a la Jefatura Superior de Policía para su expulsión a Marruecos, mientras que las decenas de menores hallados fueron trasladados al único centro de acogida existente en la ciudad autónoma, el de La Esperanza.

Las casas prefabricadas que habían construido los inmigrantes fueron destruidas por los agentes portuarios para evitar nuevos asentamientos. Curiosamente entre las casitas derribadas había una mezquita que servía para el rezo de los inmigrantes.

Los detenidos, todos carentes de documentación, son magrebíes -bien procedentes de Argelia o Marruecos- y vivían de manera clandestina en las escolleras tras haber entrado con su documentación, que luego destruyen, a través del paso fronterizo del Tarajal.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE CEUTA.