El turismo frena abruptamente en España (y en Cataluña da incluso marcha atrás)

Turistas en la Playa de San Lorenzo de Gijón.
Turistas en la Playa de San Lorenzo de Gijón.
DAMIÁN ARIENZA - Archivo

El motor del turismo sigue funcionando en España para impulsar la recuperación económica, pero ya no es un motor de explosión. Es una dinamo al ralentí que avanza por inercia y que en algunas comunidades, incluso, ha puesto la marcha atrás.

Los 28.573.668 turistas que han visitado el país en los cinco primeros meses del año, según publica hoy el INE en su encuesta Frontur, vuelven a suponer otra cifra histórica para el país... pero con matices. El primero, que apenas supone un 1,96% más que en el mismo período del año pasado, nada que ver con el 11,96% que habían ensanchado las llegadas en mayo del año pasado. El propulsor ha bajado diez puntos sus revoluciones.

Visitas de turistas
Visitas de turistas

El otro matiz es regional. Mientras allá por mayo de 2017 todas las comunidades mostraban grandes incrementos interanuales de visitas turísticas —en tasas del 9% al 19%— este año dos autonomías han visto llegar menos extranjeros a su tierra. Y estas dos son precisamente las dos que más turistas reciben de todo el país: Canarias, que ha recibido 5,7 millones de enero a mayo (-1,96%), y sobre todo Cataluña, que los reduce un -2,06% hasta los 6,5 millones.

No hay muchas sorpresas al analizar de dónde viene el turismo. Reino Unido sigue siendo en 2018 el principal mercado emisor de visitantes con 6,3 millones de llegadas (el 21,9% del total), seguida por Alemania (13,8%), Francia (13,7%) e Italia (5,1%). Pero los dos principales orígenes del turismo en España sufren deterioros: los británicos han reducido sus visitas este año un 2,3% y los alemanes un 2,7%, mientras crecen exponencialmente en otros como EE UU (+9,8%).

Turistas
Turistas

"El britanico está teniendo un problema específico", explica a 20minutos Germán Porras, secretario general de la Mesa del Turismo sobre el principal mercado emisor en España. Un turista que mayoritariamente busca el sol y playa a un precio asequible. "A ellos les ha afectado el empeoramiento del cambio de la libra con el euro y como es un turista que trata de mantener su nivel de gasto vacacional, busca otros destinos atractivos para su capacidad de compra".

Lo mismo ocurre con los alemanes, otro turista que busca el litoral, sobre todo en Baleares. "Allí puede estar teniendo la ecotasa de tres euros", afirma el responsable de esta asociación empresarial. "Quizás no lo tenga sobre el turista que va un día de forma puntual, pero sí lo tiene en una familia alemana de cinco miembros, que quiere pasar diez días de vacaciones en las islas... y que ve cómo se eleva el precio del paquete respecto a los paquetes que ofrecen otros países".

A cambio, la subida del turismo estadounidense ("es un turista muy sensible a la seguridad") y del ruso, un dato que no especifica el INE pero que resaltan las patronales turísticas. "Se había perdido mucho turismo de este país tras las sanciones que aplica la UE contra Rusia, pero es mercado con una capacidad de gasto grande y está respondiendo bien", dice Porras. La recuperación de los precios del petróleo tras su hundimiento de hace dos años, también pesa.

Turismo
Turismo

El dato de gasto turístico sí es más relevante por cuanto es objetivo prioritario del sector. La patronal Exceltur defiende siempre que los récords de visitas son contraproducentes si desembocan en una saturación de destinos y en un hartazgo de la ciudadanía. El foco, dicen, debe ponerse en el desembolso.

Mayo dejó buenas noticias en este sentido: el gasto acumulado de los turistas en 2018 es de 29.550 millones de euros, un 4,1% más, por encima del crecimiento de las llegadas. Además, el gasto medio diario de cada visita aquel mes fue de 150 euros, un 3,6% más que en mayo de 2017, según los datos de la encuesta Egatur elaborada por Estadística.

Uno de los motivos de este crecimiento de gasto se encuentra en que el número de turistas extranjeros que llegaron a España por negocios —2,2 millones visitas que dejan más dinero de media por día que las típicas de sol y playa—ha crecido un 13,1% después de haber disminuido el año anterior. Y ese crecimiento es diez puntos superior al alza de las visitas por ocio (3%), que siguen liderando los motivos de las llegadas con 24,1 millones.

Y esta recomposición del turismo, más de negocios, de más gasto por visita, tiene un reflejo en los destinos: el desembolso crece menos en regiones playeras como Canarias y Andalucía (alrededor del 2% en ambas)... y más en comunidades con actividad más diversificada como Cataluña (6,7%) o Madrid. De ahí, también, que el gasto de británicos y alemanes haya frenado (dos mercados que se imponen en las costas)... y suba en otras nacionalidades como los nórdicos (+3,6%).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento