Arrastrada por un tiburón
Melissa Brunning, en el momento de ser arrastrada al agua por un tiburón al que daba de comer. 7NEWS

Melissa Brunning, de 34 años, perdió un dedo durante sus vacaciones en la región australiana de Kimberley al tratar de alimentar a un tiburón.

La mujer, que se encontraba realizando una excursión en yate, ofreció alimento al animal directamente con la mano. Este la agarró y la arrastró al agua.

En un vídeo de 7News se ve como Brunning cae y un hombre a su lado logra socorrerla.

Ella misma ha contado a West Australian que el incidente fue culpa suya. Brunning ha relatado que notó una inmensa presión en el dedo y que sintió como si estuviesen triturándole el hueso.

Sky News informa de que la zona a la que fue arrastrada por el tiburón está habitada por cocodrilos de agua salada que pueden llegar a pesar más de una tonelada.