Axl Rose
El cantante de la banda estadounidense Guns N' Roses, Axl Rose, durante el concierto del Download Festival. EFE

35.000 personas en el recinto de la Caja Mágica, esperaba una gran tarde de rock en la capital en el Download Festival Madrid. Hasta cuatro escenarios para traer entre otros a Parkway Drive, Clutch, Bullet for my Valentine y Guns n Roses. Entre guturales se hacían paso los australianos de Parkway Drive, quienes tocarían sus clásicos además de algunos cortes de su nuevo lanzamiento.

En el escenario principal aparecerían a eso de las siete de la tarde Bullet for my Valentine con el recinto a medio llenar. Tears Don't Fall, Waking The Demon o Scream Aim Fire serían algunos de los temas que los galeses exhibirían para hacer que el respetable se viniera arriba.

Y tras ellos, vendría el plato fuerte de la noche... los legendarios Guns n Roses llegaban a las nueve y media de la noche entre unos dudosos audiovisuales y pirotecnia. La banda ofreció un concierto denso, muy denso de más de tres horas en el que el público por momentos estaba en total tranquilidad. "He visto cinco conciertos suyos y en este no se han metido a la gente en el bolsillo en ningún momento", decía alguno.

Tras la reunión entre los miembros del grupo y la reconciliación entre Axl Rose y Slash, tocarían el año pasado en el Vicente Calderón haciendo soñar a sus fans con su vuelta. Sin embargo, un muy deteriorado Axl Rose haría gala esta vez en la Caja Mágica de una voz que no llegaba a donde debía llegar, limitándose así casi a corear las canciones. Por suerte, en el escenario estaba el resto: Duff McKagan y Slash lo dieron todo.

Este último daría buena cuenta de su estado de forma en todos los solos de sus canciones. Guitarras dobles, su famosa versión de El Padrino o incluso, tocando por detrás de la cabeza, Slash trajo todo el repertorio. No podían faltar canciones como Welcome to the Jungle, Sweet Child of Mine, Don't Cry o Paradise City, con la cual pusieron fin a su actuación. Pusieron al público a volar con estos temas pero uno se pregunta tras haber visto esto, ¿de verdad los viejos rockeros nunca mueren?