Rebajas
Una tienda de Zara en rebajas. EFE/Quique García

Las cadenas del grupo Inditex -como Zara o Massimo Dutti- y El Corte Inglés, han comenzado las rebajas. Se trata de la segunda ocasión en la que ambos grupos de distribución se adelantan a la tradicional fecha de inicio de las rebajas de verano, el 1 de junio -el jueves comenzaron los descuentos online-, y lo hacen para aprovechar la llegada del fin de semana.

Desde su liberalización en 2012, los establecimientos pueden efectuar rebajas durante todo el año. Hasta entonces, sólo podían tener lugar dos veces al año y durar como mínimo una semana y como máximo dos meses. Las rebajas de invierno comenzaban el 7 de enero y las de verano el 1 de julio, fechas que ya no se respetan en la gran mayoría de los comercios, sobre todo en las grandes cadenas.

De hecho, son muchos los que lucen desde hace días el distintivo cartel rojo con el que se suele identificar la campaña de rebajas. Para muchos comerciantes, sobre todo para los más pequeños, la liberalización de los periodos de rebajas ha hecho que estas pierdan el efecto llamada que ejercían sobre los usuarios, que antaño hacían cola para acceder los primeros a los descuentos.

Tras una mala campaña de primavera verano por las bajas temperaturas, la patronal del comercio textil Acotex confía en que las ventas en rebajas suban el 5% en comparación al año pasado, una previsión que la Confederación Española del Comercio (CEC), que representa a los pequeños y medianos comercios, baja al 2%.