El PP desoye la demanda de Casado, Margallo y Gª-Hernández y sólo votarán los 66.300 afiliados ya registrados

  • La organización del congreso extraordinario rechaza ampliar el plazo hasta el 5 de julio.
Los candidatos a presidir el PP María Dolores de Cospedal, Pablo Casado y Soraya Sáenz de Santamaría, en sus respectivos actos de arranque de campaña.
Los candidatos a presidir el PP María Dolores de Cospedal, Pablo Casado y Soraya Sáenz de Santamaría, en sus respectivos actos de arranque de campaña.
EFE
La Comisión Organizadora de Congreso (COC) extraordinario que elegirá al nuevo presidente del PP ha desestimado las reclamaciones de tres de los seis candidatos, Pablo Casado, José Manuel García-Margallo y José Ramón García-Hernández, para permitir que los afiliados del partido que no se registraran en el plazo previsto que terminó el 25 junio puedan votar igualmente el 5 de julio, el día en que por primera vez la militancia está llamada a elegir al líder del PP.

La Comisión Organizadora de Congreso (COC) extraordinario que elegirá al nuevo presidente del PP ha desestimado las reclamaciones de tres de los seis candidatos, Pablo Casado, José Manuel García-Margallo y José Ramón García-Hernández, para permitir que los afiliados del partido que no se registraran en el plazo previsto que terminó el 25 junio puedan votar igualmente el 5 de julio, el día en que por primera vez la militancia está llamada a elegir al líder del PP.

El presidente de la COC, el eurodiputado Luis de Grandes, ha insistido este jueves en una entrevista en que este órgano será riguroso en el cumplimiento de las normas del congreso extraordiario, que se fijan en los Estatutos del PP y en un reglamento para el congreso elaborado por la comisión y que también han sido impugnado por García-Hernández.

Según ha informado la comisión en un comunicado, De Grandes ha explicado que "tiene que aplicar y ejecutar de manera rigurosa las normas dadas por el Congreso anterior ordinario", por lo que "la Comisión no puede atender propuesta contrarias al propio reglamento ya que, si eso se produjera, cabría la posibilidad de que alguien impugnara el Congreso".

De esta manera, en la votación del 5 de julio sólo podrán votar los 66.384 afiliados que se registraron para ello como muy tarde el lunes de esta semana y que representan sólo un 7,4% del censo oficial del PP, que dice tener 869.535 militantes inscritos, aunque reconoce que muchos menos al corriente de pago.

Junto con la inscripción para votar, pagar la cuota de afiliado era el otro requisito que exige el reglamento del Congreso extraordinario, y también los Estatutos del PP, para poder votar entre los seis candidatos a liderar el PP, entre los que también se encuentran la secretaria general, María Dolores de Cospedal; la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el concejal de La Font de la Figuera (Valencia) Elio Cabanes.

Cuota de tarifa plana

Tanto es así, que ante la morosidad de sus militantes, la COC acordó fijar una "tarifa plana" de 20 euros con los que los afiliados saldarían sus deudas con el partido y podrían inscribirse para votar.

Frente a estas normas, García-Hernandez fue el primero en protestar contra la obligación de que los afiliados se registren en el "escrito jurídico" que presentó este martes en el que pedía a la COC que la eliminara y permitiera votar el 5 de julio a todos los afiliados que lo deseen y que estén al corriente de pago.

Esta exigencia, desestimada según ha indicado este jueves De Grandes, podría convertirse en un problema para el PP si García-Hernández detona el último recurso e impugna las normas del congreso extraordinario, que en su opinión contravienen los estatutos del partido, ante los tribunales.

"La otra vía, a la que espero que no lleguemos, es la contencioso-civil. Espero que no lleguemos allí", advertía este candidato el martes. Tras la decisión anunciada hoy, en su equipo afirman que de momento no hay ninguna decisión al respecto.

Casado solicitó al COC algo parecido, que se permita a los afiliados registrarse hasta el mismo día 5 de julio, con la intención de que así vayan más a votar, la misma idea que también planteó García-Margallo.

Si, para García-Hernández el bajo número de afiliados que van votar el 5 de julio significa que "bordeamos el ridículo", en el equipo de Sáenz de Santamaría, una de las tres candidaturas que no han pedido ampliar el plazo de inscripción, se está más por la labor de trabajar con los militantes que han decidido participar.

Censo de militantes irreal

La apertura de la Caja de Pandora que ha supuesto el proceso de sucesión de Mariano Rajoy al frente del PP ha dejado dudas sobre el censo de militantes porque, aunque el PP siempre ha presumido de músculo en sus bases con una militancia cercana al millón, la cifra de inscritos pone de manifiesto que son muchos menos y menos aún los que pagan sus cuotas.

En este sentido, Casado ha prometido que, si gana, depurará el censo para tener una cifra real de militantes y Santamaría ha propuesto modificar el sistema de cuotas para que a la ordinaria, se una una reducida, para estudiantes, y otra simbólica, de un euro, para jubilados y personas en paro.

Por otra parte, la campaña electoral interna también está aflorando enfrentamientos sobre los candidatos que este jueves De Grandes llamó la atención al pedir que "no desprestigien el partido" y que "nadie tire piedras sobre su propio tejado".

"Yo he dicho que no van a ser unos juegos florales, pero tampoco debe ser un juego de tronos", ha afirmado en una entrevista de Antena 3.

Presupuestos y Nuevas Generaciones

Este jueves los tres aspirantes a quienes se atribuyen más posibilidades para liderar el PP, Cospedal, Santamaría y Casado, han coincidido en Madrid.

Aprovechando que los tres tenían que ir al Congreso a votar la aprobación definitiva de los Presupuestos Generales del Estado, todos ellos han organizado actos de partido en la capital.

Cospedal ha visitado la sede del PP del barrio de Salamanca, acompañada por el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, y el portavoz popular en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, así como por otros rostros de peso del partido, como la exministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Marimar Blanco, y la exministra de Sanidad y portavoz de su campaña, Dolors Montserrat.

Casado se ha reunido en la sede nacional con los presidentes autonómicos de Nuevas Generaciones, organización que él lideró en la Comunidad de Madrid durante una etapa de la que quedó una buena red de contactos, en muchos casos, convertidos en apoyos ahora que trata de presidir el PP.

Con ellos se ha reunido también, igualmente en la calle Génova, Sáenz de Santamaría, antes de regresar a Galicia donde ayer empezó un recorrido por las tierras de Alberto Núñez Feijóo. Y por la tarde lo hará Cospedal en una jornada madrileña que terminará con militantes de Getafe. La campaña de Casado continuará este jueves en Albacete y Murcia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento