Soro, en la colocación de la primera piedra de las obras en Estación de Canfranc
Soro, en la colocación de la primera piedra de las obras en Estación de Canfranc EUROPA PRESS

El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, José Luis Soro, ha subrayado que recuperar la Estación Internacional de Canfranc es "un acto de amor", pero también "una obligación moral". "Se lo debíamos a las generaciones de aragoneses que nos precedieron y que tardaron 75 años en cumplir un sueño, desde el Manifiesto de los Aragoneses a la Nación Española de 1853, hasta la inauguración de la estación el 18 de julio de 1928".

Así lo ha afirmado José Luis Soro en su visita este miércoles a la Estación Internacional de Canfranc, donde ha estado acompañado por el presidente de Aragón, Javier Lambán, con motivo del acto de inicio de las obras para la rehabilitación integral de la Estación Internacional de Canfranc y la creación de la nueva playa de vías para el uso ferroviario del espacio.

En su discurso, Soro ha recordado que su primera intervención pública como consejero fue en julio de 2015 en ese mismo escenario, cuando el nuevo Ejecutivo autonómico PSOE-CHA expresó su firme determinación de conseguir la reapertura de la línea ferroviaria internacional y su decisión de recuperar para el uso ciudadano la estación y la explanada de los Arañones.

En estos tres años "hemos demostrado que este es un Gobierno que cumple sus compromisos y, en esta ocasión, también hemos cumplido", ha defendido, al indicar que el trabajo conjunto y coordinado de los Gobiernos de Aragón y Aquitania, de España y Francia, de ADIF y la SNFC y el apoyo financiero y estratégico de la Unión Europea hacen posible que la reapertura de la línea "esté más cerca que nunca".

En este punto, Soro ha defendido que el mérito "es, sobre todo, de la sociedad civil", de los colectivos por la reapertura -CREFCO, en Aragón, y CRELOC, en Aquitania- que han mantenido "viva la llama de la reivindicación. Se ha mostrado convencido de que "somos la generación que reabrirá el Canfranc" y de que, en un futuro próximo, "volveremos a ver los trenes cruzando de nuevo el túnel internacional".

UN PASO DEFINITIVO

Sobre la rehabilitación de la antigua Estación Internacional y el resto de la explanada ferroviaria, el consejero ha indicado que este miércoles se da "un paso definitivo" para cumplir este objetivo, dado que ya comienzan las obras con un acto "emocionante y cargado de simbolismo, porque Canfranc es especial".

"Lo es para los aragoneses, ya que la estación siempre ha sido un icono, un objetivo común, un sueño colectivo. Canfranc forma parte de nuestra memoria y nuestra identidad, de nuestro ADN, de nuestros sentimientos más íntimos como pueblo. Este es un éxito colectivo. Recuperar Canfranc es un acto de amor", ha manifestado.

También ha argumentado que era "una obligación moral" recuperar este espacio tras la interrupción en 1970 del tráfico ferroviario internacional, que provocó el abandono y la progresiva degradación de la estación modernista. "Ahora damos el primer paso para recuperar un lugar excepcional e irrepetible y lo vamos a hacer respetando fielmente su esencia".

RESPETAR LA ESTACIÓN

Al respecto, ha sostenido que en Canfranc "no sobra nada" ni tiene justificación derruir ningún edificio o añadir elementos nuevos. Por ello, se han protegido a través del planeamiento urbanístico, y se van a rehabilitar, todos los edificios que, desde hace un siglo, han acompañado a la Estación Internacional, "que nacieron con ella y para ella": los dos hangares de transbordo (español y francés), el cocherón de carruajes, el almacén curvo, el pabellón postal, las cocheras francesas y los dormitorios de maquinistas".

También, el "impresionante" depósito de locomotoras, llamado a albergar una de las sedes del futuro Museo del Ferrocarril, y que ya acoge, de forma provisional, una parte de la colección histórica de coches de viajeros de la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y Tranvías.

De la ejecución de las obras, que comienzan este miércoles, se va a encargar Canfranc UTE, compuesta por Acciona y Avintia, junto con la sociedad Canfranc Espacio 2018. Comenzarán en primer lugar las obras ferroviarias, la nueva estación de viajeros, enfrente del edificio histórico y en la parte central del hangar oeste de transbordo, mientras que el hangar paralelo, al este, servirá para albergar los andenes.

"Serán dos edificios modernos y funcionales, adaptados a las actuales necesidades de la movilidad de los pasajeros, diseñados conforme al proyecto básico elaborado por la Universidad San Jorge", ha detallado José Luis Soro.

Se construirá más al este, hacia la ladera de la montaña, una nueva playa de vías destinada al transporte de mercancías. "Queremos que responda a la concepción de Aragón como una gran plataforma logística; porque la línea de Canfranc no nace en Zaragoza, sino en los puertos marítimos del Mediterráneo y el Cantábrico y cobra todo su sentido logístico con ese proyecto irrenunciable que es el Corredor de altas prestaciones Cantábrico-Mediterráneo, a través de Teruel".

RECUPERAR LA EXPLANADA

Tras acometer estas obras ferroviarias, en la primavera del próximo año, cuando la circulación ferroviaria se haya trasladado al este, quedará liberado del uso ferroviario el resto del ámbito, momento en que se podrá iniciar la urbanización de la explanada de los Arañones, para generar una gran plaza "llena de vida", conforme al proyecto básico redactado por la Universidad de Zaragoza.

"Incorporaremos como mobiliario urbano los elementos ferroviarios que se encuentran actualmente dispersos en la explanada. Canfranc nació como espacio ferroviario y mantendremos ese espíritu", ha remarcado el consejero, al apuntar que se rehabilitará el edificio histórico de Fernando Ramírez de Dampierre, "verdadera joya de la arquitectura ferroviaria, declarada Bien de Interés Cultural en 2002".

A lo largo de los cuatro últimos años, la empresa pública Suelo y Vivienda de Aragón ya ha procedido a la "fiel" rehabilitación de este vestíbulo, de la mano de la Escuela Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Aragón".

Ha precisado que el próximo año, gracias al 1,5% Cultural del Ministerio de Fomento, se adelantará la rehabilitación de la marquesina y la carpintería exterior y este mismo verano, en el marco de un proyecto más amplio de recuperación y promoción del Camino de Santiago, cofinanciado por la Unión Europea, comenzarán las obras para ubicar en las Cocheras Francesas, el edificio más cercano al norte de la Estación Internacional, un Centro de Acogida e Información Transfronteriza del Camino Francés.

"Culminaremos todas las obras en la explanada a mediados del año 2021. No os podéis imaginar lo feliz que me hace poder decir esas palabras", ha admitido Soro, para agradecer el trabajo de todo el equipo de profesionales que ha permitido comenzar a cumplir este sueño.

Ha concluido citando al escritor Baltasar Gracián, para afirmar: "pon un gramo de audacia en todo lo que hagas. Amigos y amigas: seamos audaces, arriesguemos, aspiremos a todo. Canfranc lo merece. Aragón lo merece", ha enfatizado.

Consulta aquí más noticias de Huesca.