Fotografía móvil
Una chica saca una fotografía con un móvil Samsung. Helena Lopes

La surcoreana Samsung Electronics ha presentado su nueva tecnología  bautizada ISOCELL Plus, que permite que los sensores de imagen CMOS capturen más luz incrementando significativamente la sensibilidad y la reproducción fiel de los colores. Los usuarios de smartphones conseguirán así una precisión todavía mayor y podrán tomar fotografías más nítidas en condiciones difíciles de iluminación.

Para realizar fotografías de alta calidad. los sensores de imagen CMOS necesitan contener tanta luz o fotones como sea posible y transmitir la información correcta del color al fotodiodo. Esto ya quedó resuelto con la introducción de la tecnología ISOCELL de Samsung en 2013. ISOCELL dispone de una barrera física entre los píxeles adyacentes, reduciendo el cruce de colores y ampliando su capacidad. Esto permite que cada píxel absorba y retenga mucha más luz que los sensores de imagen convencionales BSI (backside-illuminated) diseñados para obtener una mayor calidad de imagen.

Con la introducción de ISOCELL Plus Samsung lleva la tecnología de aislamiento a un nuevo nivel a través de una arquitectura de píxeles optimizada. En la estructura actual de píxeles se puede producir cierta pérdida óptica ya que los metales tienden a reflejar o absorber la luz entrante. Con la tecnología ISOCELL Plus, Samsung reemplaza la barrera de metal con un innovador material desarrollado por Fujifilm que minimiza la pérdida óptica y el reflejo de luz.

La tecnología ISOCELL Plus proporciona una mayor fidelidad de color junto a una mejora de hasta el 15% de mejora en la sensibilidad de la luz. Esta tecnología también permite sensores de imagen con píxeles de 0,8 micrómetros (µm) y de menor tamaño sin ninguna pérdida de rendimiento, lo que lo convierte una solución optima para el desarrollo de cámaras de superalta resolución con más de 20 megapíxeles.

ISOCELL Plus se mostrará en el Mobile World Congress de Shanghai, que tiene lugar del 27 al 29 de junio.